Ecografía


Ecografia abdominal

El ultrasonido es uno de los métodos utilizados en el diagnóstico de patologías de un paciente. Se trata de una tecnología no invasiva que utiliza ondas sonoras (ultrasonido) que permite producir imágenes dentro del cuerpo, para así observar en detalle los órganos y tejidos que pueden presentar afecciones.


Ecografía doppler

Una ecografía doppler se utiliza para detectar el flujo sanguíneo que a su vez puede ayudar a diagnosticar una multitud de afecciones incluyendo coágulos sanguíneos, arterias bloqueadas o estrechas y aneurismas (arterias protuberantes) entre otras. También se puede utilizar para controlar el flujo sanguíneo después de una cirugía e incluso para monitorizar la salud de un bebé antes de nacer.


Ecografía 4 D

Ecografía fetal 4d

La ecografía 4D, permite realizar visualizar al bebé en tres dimensiones mostrándolo en movimiento y en tiempo real.

Se puede realizar en cualquier momento del embarazo, sin embargo las mejores imágenes se obtienen entre las semanas 25 y 30, ya que las condiciones que se dan son las más adecuadas: la cantidad de líquido amniótico que está entre la superficie a estudiar y la sonda ecográfica es suficiente y el tamaño del bebé es intermedio, puesto que en las semanas posteriores de embarazo el volumen fetal aumenta y la cantidad de líquido amniótico disminuye, lo que dificultará la obtención de una buena imagen en 4D.

  • Facilita una evaluación del sistema cardiovascular en general y la detección de posibles cardiopatías congénitas del bebé con mayor seguridad y precisión en particular.
  • Permite a los padres ver los gestos faciales del bebé en tiempo real.
  • Su realización ayuda a detectar o descartar malformaciones y patologías genéticas del feto.
  • Se puede analizar el crecimiento del feto, realizar medidas del feto más precisas y valorar así  estado de las distintas estructuras del cuerpo.

Ecografía TN

Ecografía translucencia nucal

La ecografía de Translucencia Nucal (TN), se lleva a cabo entre las semanas 11 y 14 del embarazo. En esta oportunidad se mide un pliegue de líquido que hay en la nuca del bebé, además de otros parámetros. Si la medición de la TN da aumentada, hay más riesgo de que el bebé tenga algún problema cromosómico. En ese caso, se le recomienda a la futura mamá realizar un estudio de ADN. Si el estudio cromosómico es normal, es preciso descartar otras patologías que también pueden provocar un aumento de la TN, como por ejemplo problemas cardíacos.

La translucencia nucal no sólo brinda información sobre el bebé, sino que también logra calcular si la mujer tiene mayor riesgo de desarrollar hipertensión durante el embarazo, o problemas asociados a ésta. 


Ecografía morfológica

La ecografía morfológica se realiza en el segundo trimestre del embarazoa las 20 semanas de gestación. Esta ecografía sirve para valorar la estructura del feto y su biometría (su forma y sus proporciones), para conocer si el bebé se está desarrollando con normalidad, así como para excluir malformaciones.

Ecografía morfológica

Consta de dos pasos:

  1. Una ecografía que se realiza a través del abdomen de la embarazada para examinar al bebé y la placenta.
  2. Una ecografía transvaginal para examinar el cuello uterino (cérvix) y el flujo sanguíneo hacia la placenta.

Se utiliza para determinar:

  • Diagnóstico de malformaciones congénitas
  • Examinar el crecimiento del bebé
  • Determinar la posición de la placenta
  • Determinar el riesgo de parto prematuro
  • Determinar el riesgo de preeclampsia y restricción del crecimiento fetal